FANDOM


Carta de un exdevoto que entre 1993 y 2006 estuvo en contacto con los devotos y se ha alejado por completo.


Enviado: domingo, 30 de julio de 2017 12:38
Para: blupeados@hotmail.com
Asunto: información

Buenas, quería saber si aún disponéis de un blog o de una web donde ir leyendo las opiniones de los exmiembros. Yo también soy exmiembro. Gracias.

[Nombre]


De: blupeados@hotmail.com
Enviado: miércoles, 23 de agosto de 2017 22:07

Hola, [Nombre]. Gracias por tu mensaje. Justamente estaba por recomenzar a escribir y subir cartas (y respuestas) a ese sitio.
¿Quieres participar, escribiendo tus experiencias o comentando algo acerca del movimiento?
¿Tú estuviste en ISKCON o en otro movimiento? Saludos,
Kukarācānanda Svāmī


Enviado: domingo, 27 de agosto de 2017 11:51
Para: blupeados@hotmail.com

Estuve en el templo de Iskcon en Barcelona (España) desde 1993 hasta 2006, primero como devoto y luego como simpatizante ya que no cantaba apenas rondas ni asistía a los programas diarios, solo asistía los domingos. En el año 1995 hice un retiro de unos meses con intención de quedarme, pero no me gustó el ambiente interno. Primero estuve en la finca de Brihuega ―cerca de Madrid― y luego en el templo de Iskcon en Barcelona. Conocí a muchos sannyasis, pero al no quedarme a vivir en el templo al menos durante un año perdí la ocasión de ser iniciado.

En el año 2004 el ayuntamiento de Barcelona organizó un congreso de una semana llamado Forum de las Culturas, donde acudieron personalidades religiosas de varios países, entre ellos el Dalái Lama. En este forum vino a Barcelona por primera vez Paramadwaiti Swami y se topó ahí con dos devotos muy antiguos de Iskcon: uno estaba sin iniciar y el otro se había iniciado con Śrīla Prabhupāda en los años 1970 en Francia, pero jamás se le veía por el templo. Al que no estaba iniciado, Paramadvaiti lo inició con el nombre de Tapana-Misra Das, y al discípulo de Srila Prabhupada le dio la segunda iniciación, y hoy ha llegado a ser sannyasi en la misión Vrinda).

Tapana Misra vino a verme y a explicarme que había conocido a Paramadweiti y me habló maravillas acerca de él. Vi la ocasión de iniciarme, algo que me habría gustado hacía muchos años pero que me había sido imposible. Mirando acerca de la información de misión Vrinda en internet me sentí atraído por Atulānanda Swāmī, al cual en el año 2007 ―después de un año de mantener correspondencia por correo electrónico― le pedí iniciación online y me inició a distancia. Un año después lo vi en Barcelona una sola vez, y ahí decidí dejar de ser vaiṣṇava para siempre. Lo que vi de los miembros de la Misión Vrinda era un chiste, ni siquiera eran vegetarianos, vi brāhmaṇas comiendo carne, bebiendo vino y fumando, todo un lujo.

Conocí a dos mujeres («madres») de la Misión Vrinda, las dos en aquella época practicaban la prostitución. Para recuperarme de la misión Vrinda traté de acercarme a los devotos de Iskcon, pero estaban muy resentidos conmigo y decidí no pisar el templo nunca más.

Hoy soy una persona nueva, feliz, veo aquellos años como un sueño, los veo muy lejanos. He borrado de mi memoria casi todo, aunque aún muy a mi pesar recuerdo muchos mantras.

Conocí muchas cosas feas de Iskcon, pero debido a mi amistad con los devotos del templo las fui dejando pasar, durante muchos años los aprecié mucho y ellos a mí. Viví muchas injusticias, pero en aquella época yo era muy joven, y en la juventud la vida se vive y se ve de otra manera.

Siento mucha tristeza por los que se quedaron ahí, ese es un mundo muy tenebroso, supersticioso e ignorante.

Si decides poner en marcha alguna cosa trataré de participar en lo que pueda. Es muy probable que alguna persona al leerlo se aparte o directamente no se acerque a la conciencia de Krishna.

Yo siempre he sido una persona con una inclinación espiritual, he visitado templos budistas, cristianos, sijes. La mala experiencia con los devotos no pudo arrancarme nunca el deseo de búsqueda. Ahora veo el Bhagavad-gita, el Mahabharata y el Srimad-Bhagavatam como cuentos para personas con poca cultura. Sería muy bueno poder hablar de todo esto públicamente.

Saludos cordiales,


De: blupeados@hotmail.com
Enviado: miércoles, 30 de agosto de 2017 2:07

Gracias por tu linda carta. ¿La puedo publicar en el sitio Blupeados, no? Si quieres no pongo tu nombre ni email.
A mí también me dan lástima mis devotos amigos, que todavía están en ese mundo tenebroso. Yo tengo 51 años, y perdí 11 (1988-1998) como devoto muy creyente. En estos días se me ha despertado la actitud de predicador, solo que esta vez en contra de esas creencias, que yo creo que le hacen mucho mal a las personas: sacan lo peor de ellas.
Te mando un abrazo, y si se te ocurre algún tema en el que puedas aportar algo, o si piensas que debo incluir algún tema, avísame.
Kukarācānanda Svāmī


Enviado: domingo, 27 de agosto de 2017 11:51
Para: blupeados@hotmail.com

Claro que la puedes publicar, es todo verdad. Pero faltan muchas cosas ahí: a fines de los años 1970, los devotos de ISKCON en la finca de Brihuega tuvieron como guru a un sannyasi discípulo de Srila Prabhupada, de nombre Bhagavan Goswami. Resulta que por la noche el hombre salía por el balcón de su habitación hasta el cuarto de una discípula. Muchos devotos sabían esto pero no hicieron nada. (Me enteré de todo esto en una reunión de devotos en la que salió este tema). ¿Cómo terminó este asunto? Bhagavan sacó todo el dinero de la cuenta del banco de los devotos de Brihuega y huyó con la discípula a Estados Unidos. Dejó a ISKCON España con la cuenta vacía.

Creo que cuando tenga un momento libre voy a hacer un blog para la gente de Barcelona. Hay muchas cosas que esos devotos tendrían que saber. Yo tengo ahora 55 años, no lo he hecho antes por no dedicarle ni un minuto más de tiempo a esto, pero ahora creo que debo hacerlo.

En Facebook conocí a un tal Henry Jolicoeur, un exdiscípulo de Srila Prabhupada. Ha hecho unos vídeos anti Hare Krishna muy interesantes, quizá puedan servirte para este sitio Blupeados.

Saludos cordiales,


Escríbanos

Si desea quejarse o dar su opinión acerca de este sitio, envíenos un e-mail a blupeados@hotmail.com, o bien comente algo al final de esta misma página.

Índice del sitio Blupeados